El Estado no tiene porqué ser aburrido ¡conoce a gov.co!

¿Sabes que es GOV.CO?

¿Sabes que es GOV.CO? Conócelo aquí


Innovación


Desarrollo sostenible de las curtiembres sienta un precedente ambiental gracias a las regalías

Armenia, Quindío. El sector de los curtidores ocupa un renglón importante en la economía del Quindío; además, para el Gobierno nacional esta industria representa una fuente de desarrollo significativo. Por ello se aunaron esfuerzos entre la Universidad del Quindío, la Universidad La Gran Colombia, la Escuela de Administración y Mercadotecnia y la Institución Universitaria Alexander Von Humboldt para mejorar las condiciones ambientales, sociales, económicas y laborales de los habitantes de la vereda La María, en Calarcá, Quindío.

La Secretaría de Agricultura, Desarrollo Rural y Medio Ambiente del departamento radicó el proyecto “Desarrollo sostenible del sector curtiembres a través de la I + D + I, Quindío, Occidente”, cuyo problema central se basa en la insuficiente capacidad técnico-científica y de innovación para el desarrollo sostenible del sector de curtiembres. Hace 45 años surgió esta industria en la región, cuando migrantes de diferentes lugares del país, en particular procedentes de Antioquia, se instalaron en este espacio para desarrollar la actividad del beneficio de pieles.

Durante varias décadas, productos peligrosos derivados de esta labor industrial fueron depositados directamente en el río Quindío, con graves efectos y consecuencias ambientales. Esta circunstancia exigió llegar a acuerdos colectivos que permitieran mitigar la contaminación creciente que afectaba el ecosistema y con ello la vida de los habitantes que se sirven de las aguas del río Quindío y de las del río La Vieja, donde terminan los residuos de esta industria.

La Universidad del Quindío, en conjunto con la Escuela de Administración y Mercadotecnia, se ha encargado del diseño e implementación de un prototipo funcional para la deshidratación de los lodos generados en el proceso de curtición, una alternativa mecatrónica innovadora que permitirá reducir perjuicios y costos en cuanto a los desechos finales del beneficio de las pieles, los cuales contienen cantidades considerables de agua que aumentan su peso para transporte, y en los que se encuentran disueltos contaminantes cuyo tratamiento demanda disposición segura en lugares indicados.

El proyecto costó $5.597 millones, de los cuales $3.000 millones fueron aportes directos del Sistema General de Regalías, y beneficia a más de 2.500 personas de la región. Joaquín Duque Gerente de la Asociación de Curtidores La María, afirma: “Este es un proyecto de gran valor ambiental, económico y cultural para el departamento. Estos recursos hacen un cambio para muchas familias y generaciones. Estas son las buenas gestiones de los recursos de las regalías; nos sentimos realmente muy agradecidos con el Gobierno nacional y esperamos que sigan invirtiendo más en la región”.

La meta de este componente fue comprender e intervenir la realidad compleja de este lugar en el que se asienta la industria del beneficio de pieles y una población migrante que habita allí desde los años 1970. Con este proyecto, el Sistema General de Regalías buscó reducir los impactos ambientales y beneficiar no solo a la población aledaña al río Quindío y del sector de La María, sino también a las personas que consumen de esta fuente aguas abajo.

Multimedia

Video

Comunicado

Desarrollo sostenible de las curtiembres sienta un precedente ambiental gracias a las regalías

Imágenes