El Estado no tiene porqué ser aburrido ¡conoce a gov.co!

¿Sabes que es GOV.CO?

¿Sabes que es GOV.CO? Conócelo aquí


Equidad


“¡Da gusto venir a mercar acá!”

Istmina, Chocó. Istmina es un municipio próspero del Chocó, cuya economía se basa en la agricultura y el comercio. Este municipio del pacífico colombiano ha tenido un gran crecimiento en infraestructura, y ejemplo de ello es la plaza de mercado, reconstruida con recursos de regalías.

Este cambio positivo para el comercio de Istmina le ha dado un nuevo rostro al centro de esta población y les ha permitido a los comerciantes de la plaza tener un espacio más amplio, cómodo, higiénico y moderno, para brindar un mejor servicio a sus clientes, que no solo provienen de Istmina, sino también de otros lugares, como el corregimiento Pie de Pepé y el municipio de Turbo.

Bernardo Mosquera Valencia lleva más de 30 años trabajando como reparador de calzado en la plaza de mercado de Istmina y conoce de primera mano cómo era el sitio y las penurias que vivían tanto los comerciantes como los compradores por la falta de un lugar adecuado.

“Anteriormente, la plaza de mercado era un sitio muy desagradable e inhumano, la gente no subía al segundo piso, donde se encuentra mi local, porque veían la mugre y el desorden y se regresaban, casi no subía gente”.

Y agrega: “Ahora que mejoraron esta plaza ya hay mayor flujo de clientes, ya es un lugar más agradable, menos oscuro y más amplio, que nos ha permitido cambiar nuestras perspectivas. Ya vienen compradores de otros municipios, como Turbo, quienes afirman que una plaza de mercado como esta no tiene nada que envidiarle a ninguna plaza de mercado de las grandes ciudades del centro de país, esto fue una mejoría de un 90 %”.

La inversión de la obra fue de $3.435 millones y ha generado un crecimiento positivo en la economía de la Subregión del San Juan. El proyecto se financió mediante el Sistema General de Regalías, fue proyectado por la administración municipal de Istmina y ejecutado por la Gobernación del Chocó.

La remodelación de esta plaza consistió en la adecuación de los dos primeros pisos con los más altos estándares de calidad en materiales; además, cuenta con una rampa de acceso y baños especiales para personas con discapacidad.

Se construyeron 56 locales que estarán distribuidos por áreas de acuerdo con la actividad que se realice, es decir, las carnes tendrán su lugar especial, así como las legumbres y los plátanos; se hicieron mejoras también en los baños, la iluminación y la administración, entre otros.

Adicionalmente, la parte trasera de la plaza —por donde pasa la quebrada San Pablo— ahora cuenta con escalones que sirven como puerto de llegada para quienes traen sus productos desde el río San Juan.

Yency Cuesta Mosquera, administradora de la renovada plaza de mercado de Istmina, cuenta su experiencia en este centro de negocios y cuáles son las garantías que tienen ahora los vendedores con las nuevas adecuaciones de sus lugares de trabajo.

“Esto antes era un caos, los comerciantes tenían más un perfil de vendedores ambulantes, no había baños y, por consiguiente, no había higiene, no había un orden, esto estaba sin Dios y sin ley”.

Y añade: “Hoy en día ya hay un orden que consiste en respetar algunas reglas que hemos estipulado entre la administración y los vendedores, lo cual garantiza un 100 % de estabilidad para las familias que dependen de este negocio, al tiempo que se garantiza la seguridad, porque ya hay un equipo encargado las 24 horas del día que cuida y protege la mercancía de todos los vendedores”.

Por su parte, los clientes —en su mayoría madres cabeza de hogar— afirman que esta nueva cara de la plaza anima a hacer mercado, como asegura Elizabeth Mosquera Mosquera.

“Uno hacía mercado acá y a veces había desconfianza porque el lugar era muy feo, desorganizado y ni hablar del aseo; eso lo ponía a uno dudar por la higiene de la comida que uno compraba, pero ahora esto está cambiado, ya está limpio y organizado, hay baños, lavaderos y uno merca acá con mayor seguridad, ya hay más atención a la presentación e higiene de los alimentos y da gusto venir a comprar”.

Según la administración del lugar, han recibido solicitudes formales de nuevos comerciantes que desean obtener en arriendo algunos de los locales para promocionar sus productos y esperan en los próximos meses modificar espacios para poder responder a la demanda.

Multimedia

Video

Comunicado

“¡Da gusto venir a mercar acá!”

Imágenes